Como ya es sabido por muchos, la Asamblea Constituyente propuesta en el pasado gobierno de Michelle Bachelet se está viendo retrasada.

Sebastián Piñera no ha sido partidario de este cambio profundo en la constitución y por ahora las esperanzas de un cambio están quedando en el olvido.

Lo hemos dicho en otras oportunidades: creemos firmemente en que hay otras prioridades y por ahora el cambio no está dentro de nuestros planes.

Presidente Sebastián Piñera

Sí, es una postura válida y hay que respetar las decisiones del actual mandatario, pero surgen algunas preguntas:

  • ¿Qué pasará con todo lo que se avanzó?
  • ¿Dónde quedarán las propuestas de los ciudadanos?
  • ¿Es válido dejar algo cuando había tanto camino construido?

Aquí es sólo un round de opiniones. No hay una respuesta correcta sobre el tema, pero desde esta humilde vitrina creemos profundamente en que hay que avanzar con los cambios, sobre todo cuando son cambios y propuestas que vienen directamente de la gente.

Se creó un Consejo Ciudadano de Observadores; Se recogieron las opiniones de los chilenos; Se invirtió presupuesto para el cambio; se jugó con las ilusiones de muchos.

Por ahora sólo queda esperar y ver si las prioridades cambian en el corto plazo. No podemos saber qué pasará en los 3 años restantes de gobierno, pero sí sabemos que la decisión final debe venir de la ciudadanía y no sólo de las autoridades.

Estaremos actualizando con nueva información.